Vacaciones 2015: dónde ir y qué no debes perderte…en Mallorca!

Viajar hasta Mallorca. En concreto, viajar a Palma, la capital de las islas, el centro administrativo y neurálgico de la cultura, las compras, el ocio nocturno y la vida más animada de Mallorca durante todo el año. Palma se ha lanzado de lleno a poner a disposición del viajero mil y una excusa para dejar de ser un destino exclusivo del verano y se ha convertido en una de las ciudades europeas más elegidas para hacer escapadas en cualquier momento del año. Aún así, no vamos a engañar a nadie: no hay mejor momento para visitar Palma que en junio o septiembre, cuando empieza el verano o bien cuando está a punto de terminarse. De este modo, se evitan los rigurosos calores del verano mallorquín y la masiva afluencia de turistas que recibe la isla entre julio y agosto, principalmente.

Hotel Palladium

Hotel Palladium

Palma cambia completamente en función del viaje que estés pensando hacer. Si lo tuyo es escaparte unos días con los amigos a vivir de noche y dormitar relajadamente en las playas durante el día, entre chapuzón y chapuzón, lo más recomendable es un hotel en el centro de Palma y un coche de alquiler que, además, tanto a principios de temporada como a finales, suelen ser bastante económicos en la isla. Las vacaciones con niños lo mejor es que te las plantees en un hotel cerca de Playa de Palma (que es muy cómodo porque esta zona está al lado del aeropuerto y tiene conexiones mediante buses urbanos con el centro de la ciudad cada 15 minutos) o de Illetas, que es una de las calas más bonitas que nos encontramos en las afueras de Palma, una vez pasada la Estación Marítima y Porto Pi. Para ir en pareja, sin duda, lo mejor es buscar entre los hoteles Solo Adultos en Mallorca que han proliferado en diversos puntos de la isla en los últimos años y que ofrecen planes de alojamiento y diversión bastante completos. Las reservas, como siempre recomendamos, conviene mirarlas primero a través de las web oficiales de los propios hoteles, ya que así puedes ahorrarte el intermediario y muchos ya garantizan que solo ellos, directamente, ofrecen el precio más bajo online asegurado.

Vacaciones con vistas a la bahía de Santa Ponsa

Ya está, decidido: este año tus vacaciones tendrán vistas a la bahía de Santa Ponsa. Mediterráneo en su más pura esencia, en un rincón alejado del ajetreo habitual de las zonas más turísticas de Mallorca, escondido en la costa oeste y desde la que se pueden disfrutar algunas de las mejores puestas de sol de la isla. Se trata de la exclusiva área de Costa de la Calma, un paradisíaco enclave en el que pequeños apartamentos, villas de lujo y hoteles de categoría se mezclan con un paisaje natural y relajante, ideal para los que quieran unos días de descanso junto al mar, celebrar un evento especial o sencillamente pasar las vacaciones de verano con la familia a un paso de la playa y la montaña.

De escasa población pero con todo tipo de servicios, la Costa de la Calma es un lugar incluso desconocido para muchos mallorquines y, los pocos que lo conocen, suelen querer guardar el secreto: conservar la tranquilidad y la paz que se respira en esta zona es todo un reto que, por el momento, se ha mantenido intacto, pero nunca se sabe por cuánto tiempo.

Mallorca Sea

Cuando uno llega por primera vez a la Costa de la Calma parece haberse trasladado a la Mallorca de los primeros años de explosión turística, con la isla todavía virgen y apenas salpicada por algunas construcciones junto al mar. Sorprende porque actualmente es difícil encontrar en Mallorca lugares que se conserven con el encanto de antaño y estén tan cerca de núcleos turísticos de primer orden como puede ser la propia ciudad de Palma (a unos 20 minutos en coche, conectada directamente por autopista) o el pueblo de Santa Ponsa, que está a menos de 5 minutos caminando por el sendero de la costa.

Pero la Costa de la Calma lo ha conseguido y es esa pequeña Galia mallorquina en la que escapar de todo, disfrutar del sol, el mar, una cañita sobre las rocas, un rico y tradicional pa amb oli, una tarde de senderismo junto a la orilla del Mediterráneo, una cena romántica o un día completo de deporte: kayak, buceo, golf, paddle surf…

Los hoteles de la Costa de la Calma se caracterizan por estar integrados en su entorno de forma sutil, aprovechando la belleza natural de la zona y creando espacios nuevos que la revitalizan sin estropear su estampa (aunque siempre hay excepciones). Uno de estos ejemplos es el IBEROSTAR Jardín del Sol, un Solo Adultos que está sobre el acantilado de la bahía de Santa Ponsa y ofrece habitaciones con terraza y Jacuzzi desde las que disfrutar del amanecer y el atardecer con unas vistas incomparables.

Otro de los grandes exponentes de alojamiento en la bahía de Santa Ponsa es el Marítim Hotel Galatzó, un hotel spa en la Costa de la Calma diseñado para familias, escapadas de relax y la celebración de congresos, conferencias, bodas o viajes de incentivos. Está en una ubicación privilegiada que lo hace único, ya que suma los encantos de la costa con los de la montaña (está muy cerca de la que precisamente le da nombre: el Puig de Galatzó) y es uno de los mejor valorados por los usuarios en portales como Tripadvisor o Minube.

hotel spa en Santa Ponsa

hotel spa en Santa Ponsa

Las fiestas patronales de la zona son en verano, se celebran con música de verbenas y los tradicionales correfocs de dimonis (desfiles y bailes alocados de grupos de vecinos vestidos como demonios que danzan alrededor del fuego al son de los tambores). Hay buenas zonas para que jueguen los niños, no suele ser un área muy transitada por coches y, de hecho, una de las mejores formas para recorrer toda la bahía de Santa Ponsa es la bicicleta.

Muy cerca están las playas de Peguera, Cala Fornells, la propia playa de Santa Ponsa y otras pequeñas calas en las que disfrutar de más recogimiento y tranquilidad. Para moverte por la zona, lo mejor es preguntar en la recepción de tu hotel ya que no suele salir en las guías y las pocas reseñas que hay no incluyen los espacios, bares y restaurantes más interesantes, que haberlos hailos, pero están bien escondidos.

 

Ibiza, un paraíso inagotable

Con niños, con amigos, solo o en pareja, Ibiza es el lugar perfecto para unas vacaciones llenas de propuestas diferentes. Aunque, a menudo, la isla acaba encasillada en ese destino de marcha, fiesta y noche, Ibiza es mucho más que el paraíso de la música electrónica, Ibiza es paz, relax, juego y deporte, es navegar por un Mediterráneo impecable y aparecer en una cala desierta, recorrer su historia, pasear por sus famosos mercadillos, enamorarse durante una puesta de sol y saborear platos tan deliciosos como el bullit de peix. Ibiza es, en definitiva, todo lo que tú quieras que sea. Y un poco más.

Hoteles en Ibiza

Hoteles en Ibiza

La isla cuenta con una planta hotelera muy amplia, tanto en variedad de precios como en calidad de los alojamientos. Existen hoteles solo para adultos, hoteles para familias, aparthoteles de playa en Ibiza y villas de lujo, hoteles de 3 estrellas en Santa Eulalia, establecimientos de 4 y 5 estrellas en Playa d’en Bossa… Obtener una tarifa económica dependerá no tanto del tipo de hotel que se elija como de la época en la que se haga la reserva. Por eso, si lo tienes claro e Ibiza es tu destino para este verano, lo mejor es aprovechar ahora las ofertas de reserva anticipada que ofrecen la mayoría de los alojamientos a través de sus páginas web.

En cuanto a gastronomía y restaurantes, la comida en Ibiza es muy ecléctica, con propuestas llegadas de todo el mundo y una cuidada selección de espacios gastronómicos de alto nivel que apuestan por la cocina local. Programar una escapada gastronómica a la isla es casi imprescindible si uno desea conocer a fondo la idiosincracia de Ibiza. Platos tradicionales como el sofrit pagés, la borrida de rajada, el atún a la ibicenca o las orelletes hablan de la historia de la isla bocado a bocado y te permitirán descubrir la verdadera esencia de este pequeño paraíso mediterráneo.

El ocio se divide entre la  noche y el día. La noche en Ibiza es uno de sus principales atractivos. Además de presumir de algunas de las discotecas más famosas del mundo, Ibiza de noche cuenta con una zona de copas y tapas junto al puerto en la que se concentran miles de personas para empezar la ruta nocturna.

Antes, son imprescindibles los atardeceres en sus calas o en alguno de sus bares chill out ubicados prácticamente sobre el mar, como el emblemático Café del Mar o el Kumaras. Por la mañana, el plan perfecto es regalarse un buen desayuno típico de tostadas de pan con aceite y salir a descubrir los maravillosos pueblos que salpican la isla: Sant Antoni, Sant Josep y, sobre todo, Santa Eulália, que es uno de los más coquetos y acogedores, ideal para los que viajan en familia y buscan un poco de tranquilidad y descanso.

Los mercadillos y las terrazas que se pueden encontrar tanto en el centro de la ciudad de Ibiza (Vila) son un plan perfectamente combinable con una ruta de compras por los comercios cercanos al puerto. Luego una visita a la zona antigua, subida al castillo y vistas desde las murallas, caminar por el puerto y admirar los increíbles yates que se dan cita en él cada verano, tomar un aperitivo en alguna azotea de Dalt Vila o acercarse hasta alguna playa en la que tomar el sol y olvidarse de todo.

Reseña del Hotel OLÉ Galeón Ibiza

El Hotel OLÉ Galeón Ibiza te ofrece todas las comodidades de un hotel 4 estrellas en el Puerto de San Miguel, Ibiza, para que disfrutes de unas vacaciones inolvidables al mejor precio.

Ideal para vivir Ibiza con niños, en pareja o con amigos, el Hotel OLÉ Galeón Ibiza cuenta con servicios para todos: miniclub y zona de juegos para los más pequeños, animación diaria, Chill Out para adultos, piscinas… ¡La combinación perfecta de descanso y diversión!

Ubicado en un acantilado sobre el mar, el Hotel OLÉ Galeón Ibiza es un hotel en la bahía de San Miguel con unas vistas únicas, el lugar para olvidarse de todo y disfrutar.

¡Vive la vida en el Hotel OLÉ Galeón Ibiza!

Hotel OLÉ Galeón Ibiza

Hotel OLÉ Galeón Ibiza

Baleares, pieza clave del turismo en España

El perfil internacional del viajero que acude a Baleares, el elevado gasto medio y estancia con respecto al resto de comunidades autónomas así como su excelente conexión con el resto de la península y Europa han convertido a estas islas en una auténtica joya para el PIB español.

Su carácter innovador hace de Baleares y, más concretamente de Palma de Mallorca, uno de los puntos de referencia mundial para las nuevas tendencias turísticas. Aquí tienen sede algunas de las principales compañías del sector hotelero y de la aviación comercial como Barceló, Melià, Iberostar, Globalia… Turoperadores como Tui cuentan asimismo con gran presencia en las islas y trabajan codo a codo con los agentes turísticos de las mismas para reforzar sus posiciones en España.

Iberostar Royal Cupido en Playa de Palma

Iberostar Royal Cupido en Playa de Palma

Como destino en sí mismo, las Islas Baleares es la segunda comunidad -solo por detrás de Cataluña- con más visitantes al año (más de 11 millones de personas), pero si tenemos en cuenta de que se trata de un territorio mucho menor, la cifra adquiere un significado mucho más importante: Mallorca, Ibiza y, en menor medida, Menorca, son la llave del motor del turismo en España.

Británicos y alemanes siguen siendo sus mercados emisores principales, si bien se ha notado un incremento en la cifra de italianos, franceses y suizos que llegan a las islas en los últimos años. Los rusos representan un mercado hacia el cual los empresarios turísticos de Baleares miran con esperanza pues representan uno de los perfiles de viajeros con más gasto medio: gustan del lujo, los excesos y dan gran salida a la oferta complementaria aunque reserven en un hotel Todo Incluido.

Con 347.897 plazas de alojamiento, Baleares ha sido una de las comunidades pioneras en España en apostar por hoteles temáticos orientados a diferentes perfiles de viajeros. Como ejemplos de ello, se puede acudir a Ibiza y visitar el hotel Ushuaïa, que se ha convertido en motivo de viaje a la isla. En Mallorca, triunfan los hoteles para niños en Alcudia y los hoteles spa en Playa de Palma Solo para Adultos, así como los hoteles de golf en Llucmajor, por su cercanía a Palma, la capital de la isla.

El ejemplo de Palma

Palma de Mallorca, precisamente, es una de las ciudades españolas considerada de turismo maduro que más esfuerzos está haciendo por romper con esta etiqueta y ofrecer un concepto de viaje completamente nuevo. Desestacionalizar, prolongar el verano, activar los atractivos de la isla en invierno, lograr mantener abiertos restaurantes, bares y discotecas… El reto es importante y, por ahora, ha dado resultado solo en parte: hace pocas semanas algunos de los principales grupos de ocio y locales nocturnos de Baleares han anunciado que no mantendrán abiertos durante el invierno algunos de sus buques insignia, puntos de encuentro históricos de las noches del Paseo Marítimo de Palma (Tito’s, Pacha…).

Sin embargo, se puede hablar de una tendencia a la esperanza: el pequeño empresario y los modestos propietarios locales de restaurantes, pubs y bares de las zonas del casco antiguo y el barrio de Santa Catalina están apostando fuerte por la desestacionalización. La música en directo, las galerías de arte, los restaurantes gourmet, las tiendas de segunda mano y cafeterías vintage, las sesiones de DJs, el teatro y las citas de cultura de vanguardia están moviendo el atractivo de Palma hacia un polo diferente, alineado con Barcelona y Madrid, pero a mucha menor escala y con el plus de que, a escasa distancia, están algunos de los rincones más paradisíacos del planeta.

La desestacionalización de la ciudad se nota también en la apertura de hoteles en el centro de Palma, la revitalización de los llamados hoteles boutique como el que se puede ver en Cort, en la zona de La Calatrava o en la Lonja. Abiertos todo el año y con el punto de mira puesto en viajeros de medio y alto estanding. Una forma interesante de levantar el gasto medio por turista.

Mallorca para familias

Otro de los grandes atractivos de Baleares es su isla mayor. Mallorca tiene el tamaño perfecto como para quedarse más de una semana de vacaciones, ofrece naturaleza, playas, montaña, pueblos con propuestas culturales y tradicionales durante todo el año, las mejores conexiones internacionales de casi todo el Estado y servicios especializados en todo tipo de viajeros: deportistas, niños, parejas, mochileros, los que viajan solos, con amigos… Todo ello la convierte en un destino polifacético con el que, sobre todo, se sienten identificados los que viajan en familia.

Tranquilidad, gastronomía adaptada a todos, planes de ocio para los niños, zonas de relax y espectaculares playas y calas para desconectar de la rutina y hoteles completos con precios de todas las categorías. En Mallorca una familia puede reservar desde un hotel de spa y golf al lado de Palma a un aparthotel para niños en Alcudia, un hotel en Cala Barca en el que olvidarse del mundo o un hotel Todo Incluido en Cala Ratjada para pasar 15 días cómodamente y con toda la familia.

Ibiza, siempre joven

Es cierto que Ibiza tiene mil caras y que no todas se descubren de noche, pero la isla sigue vendiendo ese espíritu de eterna juventud que hasta el más reticente acaba comprando. No hay edad para ir a Ibiza, pero todos los que van llevan las mismas energías: disfrutar del relax, la naturaleza, el mar y, por supuesto, el ambiente de diversión inagotable que parece emanar de su mismo centro.

Para dar cabida a todo tipo de públicos, incluso para los que viajan con niños, Ibiza ha ido creando nuevo centros de ocio, adaptando bares, restaurantes y discotecas a perfiles más específicos y creando un paraídos donde el glamur y la jet set se sienten a sus anchas. Así, uno puede encontrar alojamientos 5 estrellas, apartamentos de lujo y hoteles Solo Adultos en Es Canar, San Antonio o incluso en Vila, la capital de Ibiza.

Menorca, la británica

Sus vinculos con Gran Bretaña se remontan a largo tiempo atrás. Menorca ha sido y es un bastión británico en el Mediterráneo en lo que a vacaciones se refiere. Con un viajero de clase media alta, esta isla acoge cada año a algunas de las personalidades más importantes de la política, la economía y la cultura en Europa, especialmente procedentes del Reino Unido.

Declarada Reserva de la Biosfera por su gran riqueza natural, este principal atractivo se suma a la excelencia gastronómica que ofrece Menorca, el encanto de sus pueblos marineros, sus bonitas y tranquilas calas… Todo ello y una planta hotelera muy diversificada configuran la oferta de la mediana de las Baleares que, aunque en los últimos años ha notado un descenso de demanda, sigue manteniéndose como destino privilegiado y de alto estanding dentro del Mediterráneo.

 

Mallorca: golf, ciudad, playa y montaña

Pocos destinos hay tan versátiles en Europa como Mallorca: de sobra es conocido que la isla es uno de los mejores lugares del continente para disfrutar de unos maravillosos días de sol y playa, pero también se ha convertido en referencia para todos los que, sin querer recorrer grandes distancias, buscan un destino en el que salir de compras, divertirse por las noches, paladear especialidades gourmet o practicar sus deportes favoritos: golf, senderismo, escalada

Aunque los grandes núcleos turísticos y la demanda se sigue centrando en las zonas de costa, en los últimos tiempos, la apuesta de alojamiento ha crecido hacia propuestas más especializadas y diversas, dando cierto impulso a los hoteles de golf en Mallorca, a los agroturismos en la zona de la Sierra de Tramuntana y a los hoteles en el centro de Palma, en los que se ofrecen experiencias muy distintas a los tradicionales resorts en Playa de Muro o Playa de Palma.

Hotel Iberostar Son Antem

Hotel Iberostar Son Antem

Reservar una habitación en un hotel en el centro de Palma siempre es una buena opción durante los meses de temporada baja: la ciudad está llena de posibilidades para disfrutar incluso en los meses de más frío en la isla (que nunca es excesivo, pues goza de un excelente clima mediterráneo) y, en verano, ofrece planes para cada noche y una gran oferta comercial y de restauración que hará las delicias de los amantes de la buena mesa.

En el caso de optar por las vacaciones en el centro de Palma, lo mejor es coger un régimen de solo alojamiento o bien de alojamiento y desayuno, de modo que se puedan aprovechar los días para pasear por la ciudad sin límites ni restricciones horarias e incluso acercarse a conocer algunos de sus alrededores si se ha alquilado un coche.

Para los que apuesten por una escapada de golf a Mallorca, las mejores zonas de la isla para disfrutar de este deporte son las más cercanas a Palma. Calvià, Son Vida o Son Antem, entre Palma y Llucmajor, son algunos de los lugares donde se pueden encontrar hoteles de golf con spa, restaurantes gourmet, suites y un servicio impecable. También existe la posibilidad de reservar unas vacaciones de golf en la zona del norte de la isla, pero son resorts más vinculados a las zonas de playa, con una propuesta menos versátil.

Los amantes de los deportes de montaña, los aficionados al ciclismo, el senderismo o la escalada disfrutarán con un alojamiento en la Sierra de Tramuntana o en la zona de Alcudia y Pollensa. Una excelente alternativa si se buscan unas vacaciones de naturaleza son los hoteles y apartamentos junto al parque natural de S’Albufera de Mallorca, el humedal más grande de la isla y por el que se pueden realizar interesantes recorridos a pie o en bicicleta. Ideal para los que, además, viajan con niños. En esta zona, concretamente, existen varios hoteles especializados en ciclistas ya que se trata de una de las áreas de Mallorca que concentra las mejores rutas de cicloturismo.

Los precios son muy variables, en función de las estrellas y del tipo de alojamiento, siendo siempre más económicos los apartoteles y apartamentos en Alcudia que los hoteles de golf y spa cerca de Palma. No obstante, la mayoría de las cadenas hoteleras con establecimientos en la isla ponen a disposición de los clientes ofertas especiales en sus respectivas páginas web oficiales con paquetes de vacaciones adaptables: primer niño gratis, descuento por reserva anticipada, oferta para escapadas en pareja…

Guía de destinos: ¿Qué ver en Ibiza?

¿Qué ver en Ibiza? ¿Cuáles son las visitas obligadas en esta isla del Mediterráneo, los sitios que uno no se debe perder? Como pasa con muchos lugares, elegir un top 5 de sitios imprescindibles en Ibiza es muy complicado ya que cada viajero es un mundo y cada viaje también: no encontrarás la misma Ibiza si viajas con amigos a los 20 años, con niños a los 30 o con pareja a los 50… Pero sí es cierto que, si uno se par a pensar y analizar un poco, hay un pequeño grupo de lugares y puntos de interés que no deberían faltar en unas vacaciones en Ibiza.

Hotel en Playa Es Puet

Hotel en Playa Es Puet

  1. 1.     Dalt Vila

O lo que es lo mismo: el barrio antiguo de la ciudad de Ibiza, también llamado Vila. Destacan sus murallas y su catedral, ambas conforman un gran conjunto histórico de estilo renacentista (siglo XVI) que cuenta con la declaración de Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO desde 1999. Otro de los elementos más llamativos es el castillo que mira sobre la ciudad y el puerto de Ibiza. Pasear por sus callejuelas y contemplar las vistas que ofrece esta zona siempre es un buen plan.

  1. 2.     Calle Barcelona

La zona más animada de Ibiza tras la puesta de sol. Muy cerca del puerto de Ibiza y llena de bares, terrazas, restaurantes, Chill Outs, pubs y el mejor ambiente de la isla para disfrutar de la primera copa antes de volver al hotel o para empezar la noche. Aquí es sencillo comprar con descuento las entradas para las fiestas nocturnas de las discotecas más importantes de Ibiza y sorprenderse con sus desfiles de gogós profesionales en plena calle.

  1. 3.     Café del Mar

Aunque hay muchos bares Chill Out en Ibiza, el Café del Mar se ha convertido en un auténtico símbolo de la isla más moderna y eclética del Mediterráneo. Ubicado en la calle Lepanto de la localidad de Sant Antoni de Portmany, cerca del Hotel Hawaii Ibiza, merece la pena por sus puestas de sol con música que se han hecho famosas en todo el mundo. El ambiente es de lo más animado, con gente de todo tipo y procedente de todo el mundo. Otro lugar similar, menos masificado, es el Kumharas, en la calle Lugo de Cala de Bou, en el municipio de San José, muy cerca del hotel Fiesta Milord.

Alojamiento en Cala Portinatx

Alojamiento en Cala Portinatx

  1. 4.     Santa Eulària des Riu

Uno de los pueblos más encantadores de toda la isla. Es uno de los que mejor conservan el espíritu hippie que durante años reinó en la isla blanca y cuenta con un buen número de hoteles interesantes en los que alojarse en la playa de Es Canar, la más famosa del municipio. Cerca, en el km 12 de la carretera que une Santa Eulària con Sant Carles, cerca del Hotel Paraiso Beach junto a Cala Martina, se encuentra uno de los mercadillos más animados de Ibiza: el mercadillo de Las Dalias.

  1. 5.     Cala Portinatx

Una de las calas más famosas y valoradas de Ibiza es la bella Cala Portinatx. Abierta al Mediterráneo como un entrante de mar, rodeada de vegetación y hermosos paisajes, aguas turquesa totalmente transparentes y de fondos de fina arena blanca, esta cala es un auténtico paraíso natural que se merece sin duda estar entre los 5 lugares imprescindibles de Ibiza. En la cala hay un hotel justo mirando al mar, el Hotel El Greco, diseñado especialmente para viajes en pareja o con niños.

Magaluf o cómo sacarle partido a un destino turístico maduro

Aunque hay muchos (muchísimos) destinos turísticos en España que son conscientes de su sobreexplotación y saturación, muy pocos han sabido encontrar la vía de escape, la fórmula de revitalizar el encanto perdido y recuperar el atractivo que durante años los colocó en el punto de mira de viajeros de todo el mundo.

Benidorm, Torremolinos, Salou, Playa de Palma… Hay ejemplos para todos los gustos y todos con mayor o menor fortuna han iniciado planes para reorientar su futuro: la Playa de Palma, en Mallorca, dio sus primeros pasos hace unos años con un plan de reforma integral que pretendía recuperar más espacio frente al mar para paseo y parque, llevando los hoteles a segunda línea y ofreciendo un área de recreo y esponjamiento mucho mayor que la actual. Reformar hoteles, crear grandes áreas naturales, mejorar las comunicaciones… La llegada de la crisis económica y la pérdida de margen por parte de una Administración Autonómica salpicada por casos de corrupción han estancado el proyecto dejándolo en Stand By.

Hotel Sandos Monaco en Benidorm

Hotel Sandos Monaco en Benidorm

Otros aún están estudiando la mejor manera de poder afrontar sus retos de futuro. Es el caso de Benidorm, donde este año se celebrará el foro de turismo dedicado precisamente a buscar soluciones para convertir a la capital de la Costa Blanca en una Smart City Destination. Por el momento, los pasos dados son diminutos y la ciudad sigue anclada en un turismo de los años 60 que ya no encuentra respaldo en la demanda actual.

Sin embargo, el binomio entre muchas administraciones y gobiernos y la iniciativa privada sí parece haber encontrado una solución para que merezca la pena seguir invirtiendo en estas zonas maduras. Un buen ejemplo es el caso de Melià en Magaluf, con la creación de su nuevo concepto de resort Calvià Beach, o el de algunas cadenas hoteleras como Sandos, Fiesta, Garden Hotels o Marconfort, que este verano estrenará un nuevo hotel temático en Benidorm.

Hotel Sol Cala Blanca

Hotel Sol Cala Blanca

El caso de Magaluf

El grupo Melià Hotels International ha sido el autor de uno de los proyectos de reactivación de un destino maduro con más éxito en el territorio español: el proyecto Calvià Beach Resort, declarado de Interés Autonómico y para el que ha contado con el apoyo de instituciones públicas como el Govern balear y el propio Ayuntamiento de Calvià.

El trabajo de la primera fase del mismo, terminada en octubre de 2012, consistió en la reforma y reconversión de 4 hoteles vacacionales en Magaluf orientados a familias en hoteles especializados para segmentos muy concretos de viajeros con medio y alto poder adquisitivo: deportistas, parejas, jóvenes extranjeros…  En total, cerca de un 1 km de la costa de esta famosa localidad mallorquina enfocada principalmente al turista británico y donde desde hacía ya varios años el negocio turístico y los datos socioeconómicos de toda la zona registraban caídas en picado.

Entre los nuevos hoteles reactivados destacan el Beach House –que desde finales del pasado año ha pasado a llamarse ME Mallorca– que integra un Nikki Beach, servicio concierge y el famoso Wave House, orientado a jóvenes y amantes del surf y que incluye una piscina de olas gigante a un paso del mar. Al lado, el Hotel Sol Cala Blanca y el Sol Antillas Barbados, que todavía conservan parte de la antigua esencia de hoteles de vacaciones Solo Adultos y hoteles para niños vinculados a la línea de resorts de playa Sol Hoteles; y, por último, la incorporación del parque temático Katmandú creando el primer hotel con parque de atracciones de Mallorca.

Diseño cuidado e instalaciones innovadoras que invitan a disfrutar de una experiencia dentro del propio hotel que da valor al destino han sido las claves que han marcado este proyecto por el cual el grupo hotelero ha obtenido la placa al mérito turístico del Ministerio de Industria que reconoce el esfuerzo realizado en la modernización de un área madura, en este caso Magaluf y, en general, toda la costa de Palma Nova.

Destino Playa de Muro

La playa de Muro, en Mallorca, es uno de esos lugares que,  a pesar de ser destino turístico de masas, ofrece todo el encanto intacto de isla mediterránea, playas paradisíacas de arena blanca y entorno natural impecable. Aunque es cierto que hay zonas que están demasiado saturadas, comparado con otros lugares de Mallorca, Muro es todavía un destino en el que disfrutar de esa esencia que realmente convierte a la isla en algo único.

Con una extensión de más de 4 km, la playa de Muro es una de las playas de arena más extensas de Mallorca. Posee una excepcional arena blanca, muy fina, que se convierte en pequeñas cordilleras de dunas que abrazan el mar en forma de media luna, a lo largo de la bahía de Alcudia. Rodeando la playa, hay una agradable vegetación típicamente mediterránea, baja y con algunos pinares entre los que se esconden algunos de los mejores hoteles de lujo en Mallorca.

Iberostar Playa de Muro hotel

Iberostar Playa de Muro hotel

En general, los hoteles en la playa de Muro tienen la ventaja de que son edificaciones bajas, de pocas plantas y que se extienden hasta prácticamente la playa sin alterar demasiado la estética natural de la zona. Además, buena parte de la playa se encuentra protegida ya que alberga el parque natural más importante de la isla: S’Albufera de Mallorca, un hermoso humedal ideal para la observación de aves, la práctica de senderismo, cicloturismo y todo tipo de deportes de turismo activo.

La mejor época para visitar Muro y su gran playa es entre mayo y junio. Aunque el agua está todavía a temperaturas más bajas que en los meses de pleno verano, la ventaja de que la afluencia de visitantes sea menor se aprecia en todo: las aguas son de un azul turquesa cristalino, la arena está perfectamente limpia y los bares y chiringuitos que salpican la playa tienen un ambiente ideal para relajarse y disfrutar del mar.

DATOS DE LA PLAYA DE MURO:

Municipio: Muro (Mallorca)

Longitud: 4,2 km

Ancho: 70 m

Oleaje: suave

Bandera azul: sí

Ambiente: familiar y deportivo

Planes en Lanzarote para San Valentín

Viajar al corazón de un volcán, pasear por hermosos senderos de lava, descubrir el paraíso inmaculado de La Graciosa… Lanzarote es una isla perfecta para viajar en cualquier época del año pero también es, sin duda, el destino romántico para disfrutar de un San Valentín lejos de todo y de todos. Solo para dos. Los planes para parejas en esta isla de espectacular naturaleza volcánica van desde el variado turismo activo de montaña o playa al cultural y más tradicional, pasando por el gastronómico.

Lanzarote es una de las islas mejor conservadas de todo el archipiélago canario. Refugio de los que buscan la calma y el sol, se abre al visitante en una oferta única de museos, centros de interpretación de la naturaleza, caprichosos paisajes y pequeños pueblos llenos de encanto e historia en los que degustar las típicas papas arrugás con mojo picón, los churros de pescado, el atún en adobo, los gueldes o las garbanzas compuestas.

Hotel Atlantic Gardens en Playa Blanca

Hotel Atlantic Gardens en Playa Blanca

Para una tarde de relax, el mejor plan puede ser dejarse caer por Playa Blanca. Si tienes el hotel en esta costa de Lanzarote, perfecto porque podrás pasear a tu aire por el paseo marítimo, tomar un cóctel en el Café del Mar, acercarte al nuevo puerto deportivo y comprar algún capricho en una de sus boutiques, callejear por el centro y disfrutar de una cena romántica… En Playa Blanca se encuentran algunos de los alojamientos para parejas en Lanzarote más exclusivos de la isla. Destacan por sus puestas de sol, las Villas Coral Deluxe, unas villas a los pies del volcán Montaña Roja, y el hotel de lujo en Las Coloradas que gestiona el grupo Sandos Hotels & Resorts.

Unos de los que cuentan con mejores ofertas para parejas y preparan planes especiales de San Valentín en Lanzarote son los bungalows Solo Adultos en Playa Blanca de Marconfort, así como algunos de los hoteles de las cadenas Barceló Hotels & Resorts e Iberostar, ubicados en la zona del puerto deportivo Marina Rubicón y la famosa playa de Las Coloradas.

Visitar la isla de La Graciosa y sus hermanas pequeñas es uno de los planes más románticos que se pueden hacer en Lanzarote. Este archipiélago está pegado a la costa de Lanzarote y presume de enormes playas vírgenes de fina arena blanca y aguas que recuerdan al auténtico Caribe.

Reservar un coche de alquiler y recorrer el parque nacional del Timanfaya: practicar senderismo, bañarse en alguna de sus calas escondidas, comer en sus pequeños pueblos de montaña son algunas de las divertidas propuestas que se pueden hacer en esta zona de gran belleza natural de la isla.

Para salir por Lanzarote y disfrutar del mejor ambiente basta con coger el coche de alquiler y visitar Puerto del Carmen o Arrecife: el café Chill Out La Ola, el Blue Mar con su terraza frente al mar, la dicosteca Aqua… Las cenas románticas, en Yaiza, en el pintoresco restaurante El Almacén de la Sal, uno de los más famosos de Lanzarote, en el tradicional Amura o en el innovador La Cocina de Colacho.